lunes, 3 de agosto de 2009

CON EL DIRECTOR JOSE MARTINEZ SUAREZ EN EL ARGENTINO HOTEL DE PIRIAPOLIS


JOSÉ MARTÍNEZ SUÁREZ

aprender con malos directores


EL CORTO PERDIDO Y RECUPERADO

En el año 52, 53 hice un cortometraje para unos amigos que tenían una orquesta de jazz que se llamaba Los Dixiland's. Lo hice, quedó, desapareció, nunca más lo vi y hay un perseverante historiador argentino bastante fuera de sí porque quiere hacer una historia de mi vida, eso les da la pauta, y dijo "yo voy a conseguir ese corto", con lo cual me confirmó que evidentemente estaba mal de salud mental. Era imposible de que apareciera. No tan imposible porque lo encontró. Era un conjunto de siete personas, entre ellos el amigo nuestro que nos había hecho una serie de favores. No le podíamos dar dinero porque no nos parecía correcto (trabajaba en un Banco), sabíamos que ese muchacho tenía un conjunto de jazz y lo invitamos para, una noche, hacer un trabajo. Estábamos filmando… Bueno, yo figuro como director porque alguien tiene que sacar la cara y recibir las bofetadas. No es que sea masoquista pero soy el que recibe las bofetadas. Y a veces el que recibe alguna palmadita en el hombro, que siempre viene bien. Estábamos haciendo "Alfonsina", dirigía Kurt Land (1957), trabajábamos en San Miguel… San Miguel era un estudio muy particular porque quedaba en Bella Vista, la estación siguiente a San Miguel. Entonces, fuimos por primera vez a San Miguel, nos bajamos en San Miguel y tuvimos que caminar hasta San Miguel, y la gente decía: "¿Cómo el estudio se llama San Miguel si queda en Bella Vista?" Simplemente por el dueño del estudio se llamaba Miguel Martín Andiarena y le había puesto al estudio, su nombre. Si se hubiera llamado Bella Vista Andiarena, hubieran acertado. Debe ser el único estudio en el mundo que tenía una capilla. ¿De qué se ríe usted? (Carcajadas en la sala) No, lo que él quiere es que cuente… Voy a contar dos o tres anécdotas para ir entrando a la cosa.

APRENDER CON MALOS DIRECTORES

Uno no aprende más cine cuando lee un libro, cuando ve una película, si no cuando trabaja con malos directores. La mejor manera de aprender. Porque uno se cuenta, entonces dónde es que está el error. Merced que se iban desapareciendo la gente que estaba encima mío, yo iba aprendiendo hasta que llegué a ser director asistente. Tenía un director que tenía una particularidad. No leía los libros que le daban para realizar. Así que a veces se encontraba con sorpresas como cuando en un momento dirigió a Olga Zubarry. Le dijo "Bueno, Olguita, ahora abrís la puerta, te sacás el sombrero, lo tirás encima de la cama y abrís la ventana contenta" Yo me acerco y le digo: "Mario, viene del sepelio de la abuela" (risas) "Tenés razón, José. Olguita vamos a hacer una variante. Abrís la puerta, te sacás el sombrero, lo tirás encima de la cama, abrís la ventana, triste…" (carcajadas) Verídico. Me había hecho poner un teléfono en mi casa. Me había pedido que pusiera un teléfono en mi casa. Eran los tiempos que no existían los enchufes. En cada habitación no podía poner un teléfono. Pero como él decía que se le ocurrían de madrugada, algunas ideas, lo tenía que tener. Eran las 3, 4, 5 de la mañana... Me llama y me dice con una voz cavernosa con lo cual evidenciaba muchos significados… "José, yo mañana no voy a ir a rodar la película" "Bueno, bueno" Entonces, salimos a exteriores, porque era en exteriores… El problema era cuando le decía a los actores que los dirigía yo. A ellos no les gustaba mucho que los dirigiera yo, y menos el director de fotografía que siempre era considerado el segundo del equipo. Luego de unas palabras, al final ganaba yo. La reunión posterior era en un cine que se llamaba Petit Splendid que quedaba en la calle Libertad al 900 donde, después del rodaje me tenía que sentar en la penúltima fila y escuchaba alguien que me decía: "Chau pitun, chau pitun, pitun daiara" (aproximado lo que señala JMS) Como él era santiagueño, hablaba quechua, y eso quería decir: En medio del día, anocheció. Y yo no sé porqué no me lo decía así y ya está. Era mucho más rocambolesco. En fin. Algunos directores han tenido la particularidad de ser buenos directores pero malos guionistas. Hay directores que fueron guionistas de películas populares y no conocían lo que es un colectivo, un tranvía, una vida un poco dura, lo que era esperar a fin de mes para cobrar el sueldo y pagar el alquiler, teléfono, luz, gas. Entonces, estábamos haciendo un guión con un querido amigo que se llamaba Giustosi. La época transcurría cuando cae un tranvía al Riachuelo. Era una madrugada de niebla, el puente estaba abierto sobre el Riachuelo, el tranvía no lo vio y murieron alrededor de 28, 30 obreros que iban a trabajar. Este personaje lo habíamos visto durante el día. Era un hombre que se dedicaba, como la gente de la zona, Isla Maciel, a tener su quintita, tomate, cebolla, entonces, en un momento, estamos pasando el guión a este hombre que estábamos preparando para que lo viera y me llama por teléfono y me dice: "José, ¿qué es un nijpero?" Digo, "Níspero" "Sí, nijpero, nijpero" Le digo: "Bueno, es un híbrido que se da entre…" Y me responde: "Pero en mi casa, nunca entró un níjpero" (risas) Pero usted, le dijo, es hijo de diplomático. En la casa de este personaje nunca entraron ostras ni caviar. Me dice: "¿Por qué usa níjpero?" Porque es una planta que se da, que es fácil de entender. "No, José, no va níjpero" Y no fue en la película. Es decir, había cierta arbitrariedad.

"ELLA ES DULCE"

Estábamos haciendo "Alfonsina", La dirigía Kurt Land, y pedí un permiso en el estudio para hacer el rodajito de este cortometraje que dura 4 minutos. La canción es "Es ella es dulce" que fue famosa en aquella época. Los veteranos quizás se acuerdan, pero no lo digan porque va a revelar su condición de veteranos. La filmamos entre las 6 y 10 de la noche, porque pasaba el último tren a las 11 y 5 y si no había que arbitrar algún otro tipo de medio. Esta es una buena ayuda para los estudiantes de cine para que se den cuenta que se puede empezar haciendo películas que no son demasiado importantes, demasiado rigurosas y que como dije antes, quedan más o menos potables. Así que vamos a ver, calculo que 1951… (proyección) Para los amantes del jazz, he copiado todas las posiciones de las películas de aquellos años… Como yo soy músico, hacíamos el rodaje del compás 1 al 15, por ejemplo, después hacía del 13 al 30, después hacía del 26 al 45 para hacer un poco de empalme. El sincronismo quedó perfecto. Los muchachos ya habían hecho play back. Ellos seguían la música. No los he vuelto a ver.
ntrevista de
Psic. Andrés Caro Berta
Miembro de la Asociación de Críticos de Cine del Uruguay / Fipresci
www.andrescaroberta.com
andres@andrescaroberta.com


http://www.andrescaroberta.com/display_news.php?articleid=246&sectionid=23

FM URQUIZA

FM URQUIZA
click en la imagen para escuchar

visitantes desde 05.06.2009

CONTACTO

rpjazzfiles@gmail.com

oscar

oscar
.

COLUMBIA RADIO UNIVERSITY

COLUMBIA RADIO UNIVERSITY
click en la imagen para escuchar

"no son todos los que estan...ni estan todos los que son..."