sábado, 21 de julio de 2012

Jose Ignacio Mazzanti y los origenes de la Porteña Jazz Band

Nos cuenta el psicólogo y periodista argentino, residente en España, Carlos Trotta Costantino: "Cuando en mis años de juventud paseaba yo por las calles de Pergamino, mi ciudad natal de la Provincia de Buenos Aires, Argentina, solía ver pintadas en las paredes esta frase “JAZZ, JOVENES, JAZZ”, enterándome después que habían sido colocadas por jóvenes músicos cultores de este género musical, durante las noches-madrugadas.Lejos estaba de convertirme en uno de los amantes del jazz, que por cierto en nada influyeron esas pintadas, que si revelaban el arraigo producido en gran cantidad de jóvenes esos ritmos y melodías afronorteamericanos.

Pero este escrito no lo hago para contar como he llegado a admirarlo sino para remontarme en el tiempo  y relatar como un grupo de jóvenes argentinos, allá por los años ’60, decidieron agruparse para formar La Porteña Jazz Band. Y para ello cuento con la inestimable e inigualable rememoración de uno de los pioneros de la banda, el legendario “Negro” Mazzanti, también conocido como el Dr. José Ignacio Mazzanti, a quien tuve la fortuna de conocer, también en los ’60, por intermediación de mi entonces novia, hoy mi esposa, Cecilia, quienes eran amigos desde sus infancias. A partir de entonces nos une una gran amistad fomentada con la interrelación de las respectivas familias y familiares directos y cercanos.

Dr. José Ignacio Mazzanti, el popular "Negro Mazzanti" de la orquesta argentina "La Porteña Jazz Band"Con motivo de la boda de uno de sus sobrinos nos encontramos en Salou, Tarragona, y allí lo hube comprometido para que me contara los orígenes y la trayectoria de la mística Banda argentina.  Relata el “Negro” que en la época de estudiante universitario, allá por el ’67, se juntaron siete compañeros de facultad y decidieron formar un conjunto musical para tocar en la UBA - Universidad de Buenos Aires, en esa génesis de la Porteña los siete músicos iniciales eran: Gandini, corneta; Alfredo Espinosa, saxo alto (estos dos fueron los mentores); Ubaldo González Lanuza, clarinete, saxo alto y cantante; Sergio Tamburri, trombón; Carlos Balmaceda, tuba; Raúl Grano Cortenéz, banjo y Fredy Méndez, batería.

Un año después se incorporaron Martín Müller, trompeta y Coco Martín, saxo alto. Y el propio Ignacio “Negro” Mazzanti, saxo alto, soprano y barítono. En una de esas actuaciones los escucha el productor de discos Trova, Alfredo Radoszinsky, quien les propone editar un disco, el cual se convertiría en el prolegómeno de una dilatada trayectoria discográfica.

Allí dan el gran salto, dejan el estilo de conjunto pequeño de Nueva Orleans para adoptar el de las grandes bandas (Big Band) de la época de oro del jazz, el estilo de Duke Ellington, Louis Armstrong, Cab Calloway, Fletcher Henderson… La orquesta es requerida para innumerables actuaciones en Argentina; recuerdo que una de ellas se efectúo en la ciudad de Rosario,  Provincia de Santa Fe, y el Negro Mazzanti no pudo viajar con sus compañeros por sus compromisos profesionales, por lo que nos trasladamos en mi coche Cecilia, el Negro y yo, llegando cuando la actuación de la banda había comenzado; el Negro tuvo que ponerse el smoking (el uniforme de la orquesta) en el coche mientras cruzábamos las calles rosarinas a gran velocidad para llegar lo antes posible…

Y así se fueron sucediendo las actuaciones hasta que en 1973 se produce el primer viaje a Brasil, al que siguieron dos más y por fin, en 1975, el salto a Europa, concretamente a Holanda al Festival de Breda, donde obtuvieron el primer premio. Y como retribución y agradecimiento dejaron su impronta pues crearon el Himno del Festival. Aquí graban su primer disco para el famoso sello holandés Sprong

La gira continúa por Alemania,La Porteña Jazz Band, orquesta argentina de jazz con fama internacional Francia, Bélgica actuando en distintos festivales; llegados a Italia actúan en la RAI, la radio y televisión italiana, que el Negro recuerda con una mezcla de orgullo y emoción dado que la presentación corrió a cargo de un saxofonista, clarinetista y compositor de jazz, el gran Bud Freeman, calificándola como la “mejor banda tradicional del mundo”.

Las giras europeas se repiten en varias oportunidades llegando a actuar en más de 40 festivales internacionales entre los que destacan: Festival de Burgdorf, Musikerkeller Festival, Jazz Meeting Gentrbrugge, Oude Still Jazz Festival Breda, Hannover Jazz Festival, Hamburg Festival, Marciac Festival, Festival de Bayonne

De vuelta a Argentina los éxitos se suceden alcanzando más de 30 actuaciones mensuales, a lo que hay que sumar los tres ensayos semanales que realizaban en la Avenida Callao, Once y también en un local de Sarmiento y Paraná, todos ellos de la ciudad de Buenos Aires.

Actuaron en el Café Concert; en La Boite; en La Cebolla, en la que compartían cartel con Les Luthiers, Astor Piazzola, Nacha Guevara y Gila. En estos sitios sus actuaciones eran diarias, excepto los lunes.Fueron contratados para la fiesta de inauguración de Michelangelo, la típica discoteca de la Capital de Argentina, que con el transcurso de los años se transformó en un  icono de la noche porteña.

La Porteña Jazz Band seguía acrecentado su nombre y su prestigio, hasta tal punto que fueron invitados por el Embajador de Estados Unidos para actuar en la Embajada, en Buenos Aires, junto uno de los más grande del jazz, el inigualable Duke Ellington, con quien departieron una velada inolvidable en donde el maestro les manifestó su sorpresa porque en  Sudamérica se interpretaran sus temas.

Las grabaciones se suceden y en distintos países: Argentina, Francia,  Holanda, Uruguay llegando a emitir 33 discos. Pero el ritmo de actuaciones no decae y siguen las presentaciones tanto en Argentina como en Brasil y Uruguay.

.Pasan los años y a raíz de que el Negro fija su domicilio en España, su espíritu inquieto lo llevan a intentar europeizar a la banda, consiguiéndolo desde hace siete años con gran esfuerzo y tesón, incorporándose Marcelo Gallo, trompeta, y sus hijos el director, Federico Mazzanti, pianista, compositor y arreglista y el Dr. Ignacio Mazzanti, baterista e interprete de la tabla, acoplándose para actuaciones eventuales músicos de reconocido prestigio que daban realce a la orquesta, entre los que podemos mencionar   a los catalanes Arnau Boix, quien fue director de la Cova del Jazz de Barcelona, Josep Tutusaus y David Parra.

Pero desde Buenos Aires viajan, para actuaciones en concreto, dos de los fundadores Ubaldo González Lanuza y el Dr. Raúl Grano Cortinéz, aquí debemos destacar que también viajaban con ellos Luis Terriel (ya fallecido) y Alfredo Espinoza. Con esta europeización la banda se divide en dos: una actuando en América, en la que participa Fredy Méndes, el histórico baterista cofundador en el año 1967.

La otra, la de Europa, no ceja en sus presentaciones interviniendo en España  en:   Festival Internacional de Jazz de San Sebastian (1995 y 2005); Festival internacional de Vitoria-Gazteiz (2007); Jazz Voyeur Festival (2008 - Palma de Mallorca); Festival Internacional de San Javier (2009); Festival internacional de Móstoles (2009); Festival de jazz de Terrassa (2005 y 2008); L•Auditori Pau Casals, Festival de jazz de Reus (2011);  Palafrugell, de Sitges, Cova del Drac, Festival de jazz de Barcelona “Mas i Mas” (Jamboree  2005, 2007 y 2008); el Festival Internacional de Dixieland de Tarragona (2005 y 2008); Festivales de Ávila, Murcia, Santander, Arenys del Mar, Valencia, Gandia, Xabia, Denia...      

La Porteña Jazz Band, conjunto argentino de fama internacional, celebrando su 40 aniversario En Tarragona fueron presentados por el prestigioso  historiador y escritor de jazz Claudio Cifuentes en el Teatro Metropólitan, “No hay otra orquesta mejor, eso está claro”, fueron sus palabras, que no fue un  piropo sino que no hicieron más que marcar una realidad.

Han compartido cartel con figuras de la talla de Bud Freeman, Duke Ellington, Stan Getz, Gerry Mulligan, Winton Marsalis, Bebo Valdes, Arturo Sandoval y con la bella pianista y cantante canadiense Diana Krall. Astor Piazzolla, Les Luthiers y la Porteña Jazz Band recibieron el Premio KONEX a las figuras más importantes de la Historia de la Música Popular en Argentina.

La Porteña Jazz Band tiene como representante a Jordi Suñol, presidente de la International Jazz Produccion, con asiento en Barcelona, a quien el Negro considera como el “guru” del Jazz en Europa. Este es, a grandes rasgos, la historia de la orquesta de jazz más grande y prestigiosa de la Argentina, que ha paseado su reputación por los sitios más importante del mundo jazzsistico, fascinando al publico y ganándose su bien merecida fama, renombre y celebridad, consiguiendo que el nombre de PORTEÑA JAZZ BAND sea sinónimo de jazz.

Como argentino no puedo menos que sentirme honrado al considerar que este conjunto musical que tuvo su humilde inicio allá por el ‘67, haya logrado alcanzar cotas internacionales tan altas basándose en el laborioso trabajo, en el empeño, en la constancia de todos y cada uno de los que integraron e integran este magnifico conjunto".



Por Carlos Trotta Costantino, Galapagar, 18 de julio de 2012

FM URQUIZA

FM URQUIZA
click en la imagen para escuchar

visitantes desde 05.06.2009

CONTACTO

rpjazzfiles@gmail.com

oscar

oscar
.

COLUMBIA RADIO UNIVERSITY

COLUMBIA RADIO UNIVERSITY
click en la imagen para escuchar

"no son todos los que estan...ni estan todos los que son..."